El Confidencial | Silvia Palacios opina sobre la controvertida medida de IBM de obligar a sus empleados a vivir a no más de 80 Km de distancia de su sede

El Confidencial | Silvia Palacios opina sobre la controvertida medida de IBM de obligar a sus empleados a vivir a no más de 80 Km de distancia de su sede

La empresa americana IBM quiere que sus empleados regresen a la presencialidad plena. Para ello, ha instaurado una polémica y controvertida medida: obligar a su plantilla a vivir a menos de 80 km de distancia del lugar de trabajo. ¿Puede la compañía tomar este tipo de decisiones de manera unilateral? ¿Podría darse esta situación en España? 

En declaraciones a El Confidencial, Silvia Palacios, Socia Directora del área Laboral, recuerda que el trabajo online siempre es voluntario para la empresa y los empleados, pero también reversible. Corresponde a la compañía organizar el modo de prestación de servicio, incluido el teletrabajo, por tanto, «si un empleado no cumple con las instrucciones empresariales en esta materia, podría resultar sancionado o, incluso, despedido», apunta Palacios.

¿Sería legal en España que una empresa replique el caso de IBM? Si se permitiese el teletrabajo, lo que sí puede llevar a cabo la empresa es limitar en sus políticas la distancia máxima desde la cual se realiza el trabajo remoto con el objetivo de que se pueda «garantizar una adecuada y correcta prestación de los servicios como, por ejemplo, acudir a una reunión con un cliente o resolver presencialmente incidencias con las herramientas de trabajo», indica nuestra compañera. Sin embargo, «no cabe una modificación empresarial unilateral de las condiciones pactadas con el trabajador. Si, no obstante, se produjera sin concurrir la voluntad del empleado, entonces este sí podría demandar a la compañía», añade.

Cuestionada por la regulación de esta modalidad de trabajo a distancia en España, Palacios destaca que, «en ciertos aspectos es inconcreta, delegando demasiadas cuestiones a una negociación colectiva que en muchos casos tarda en llegar». 

Palacios considera que esta norma no está alineada con la tendencia de los últimos años que busca alcanzar una mayor flexibilidad en el trabajo.

  • Si desea consultar el contenido íntegro, visite esta publicación de El Confidencial.
ESCRITO POR:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar