Selier Abogados
El Derecho | José María Cabrales reflexiona sobre los efectos de la inteligencia artificial en la nueva delincuencia

El Derecho | José María Cabrales reflexiona sobre los efectos de la inteligencia artificial en la nueva delincuencia

Los principales desafíos que en la actualidad enfrenta la inteligencia artificial, a nivel regulatorio, son el incumplimiento de las leyes de protección de datos personales, la violación de derechos de propiedad intelectual, la discriminación, el acoso cibernético, las estafas, los fraudes, el robo o suplantación de identidad, así como la distribución de virus y malware.

Como apunta José María Cabrales, Socio Director del área Mercantil de Selier Abogados, «la inteligencia artificial es una herramienta tecnológica que permite crear programas informáticos capaces de aprender y decidir a semejanza de las funciones propias de la mente humana».

No obstante, y pese a su indudable auge, esta tecnología de reciente creación carece de regulación, «tanto a nivel local por parte de los estados dentro de su territorio, como a nivel supranacional».

En este artículo que publica El Derecho, Cabrales apunta precisamente a esta ausencia de marco regulativo como uno de los principales retos a los que deben hacer frente los juristas en la actualidad: «Los marcos normativos de los diferentes países que ya la utilizan no han sido diseñados para sistemas autónomos de aprendizaje, en constante evolución y creciente utilización en todos los ámbitos y sectores de nuestra sociedad, utilización que implica múltiples riesgos si interactúan con otras tecnologías que acceden al tratamiento masivo de datos».

En referencia a la imposibilidad de imputar responsabilidad penal a un sistema inteligente como la IA, nuestro compañero sostiene que «tal y como está planteada la regulación y la fase tecnológica en la que se encuentra el sistema, a mi juicio, solo cabe atribuirle la autoría del hecho penalmente sancionable al usuario, teniendo como base la comisión de la conducta típica del delito».

Finalmente, Cabrales reflexiona sobre los principales delitos que se pueden cometer a través de este sistema. Entre ellos, destacan: 

  • Delito de intrusismo informático (Hacking)
  • Interceptación ilegítima de comunicaciones entre sistemas de información
  • Facilitación de herramientas informáticas para la comisión de los delitos anteriores
  • Daños informáticos (Cracking)
  • Obstaculización o interrupción de un sistema informático
  • Delito de facilitación de herramientas informáticas para facilitar la comisión de los delitos anteriores
  • Descubrimiento y revelación de secretos
  • Delitos contra la propiedad intelectual, industrial y otros

 

Si lo desea, puede ampliar información sobre la normativa vigente, así como sobre cada uno de los delitos citados anteriormente en este artículo que publica El Derecho.

ESCRITO POR:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar